Una buena administración de riesgo en nuestras empresas, depende en gran medida de conocer las principales fuentes de amenazas o peligros a los que estamos expuestos para poder mitigar el riesgo y ejercer el control correspondiente.

Te contamos las principales fuentes de riesgo que tiene cualquier empresa:

Recursos humanos: La negligencia, los errores humanos, los fraudes y robos, el mal uso de información sensible, las relaciones interpersonales inapropiadas, un ambiente laboral desfavorable, la falta de capacidades y conocimientos, la rotación, las ausencias no planeadas, son ejemplos de fuentes de riesgos relacionados con los empleados de la empresa.

Procesos Internos: Un diseño inadecuado de procesos, políticas y procedimientos o la falta de éstos pueden ocasionar situaciones que afecten las operaciones y servicios o la suspensión de los mismos.

Tecnología de Información : Fallas en la seguridad y continuidad operativa de los sistemas TI, errores en el desarrollo e implementación de dichos sistemas, falta de calidad de información, entre otros aspectos relacionados con la tecnología son una fuente importante de riesgos.

Eventos Externos: Eventos ajenos al control de la empresa pueden alterar el desarrollo de las operaciones tales como fallas en los servicios de terceros o proveedores, desastres naturales, atentados y actos delictivos.